viernes, 29 de marzo de 2013

Guapo, History of the Visitation


 (Cuneiform, 2013)

Esta vez, Guapo han pasado de convencionalismos y, en lugar de intentar hacer un disco de canciones (dentro de los parámetros no precisamente convencionales del progresivo), se han metido de lleno en una odisea asombrosa de esas que te dejan preguntándote cómo es posible que haya una banda detrás de ese maremágnum. Y es que los veintiséis minutos de "The Pilman Radiant" son un auténtico viaje de rock progresivo sinfónico instrumental, un poco al estilo de Änglagård, donde las apabullantes habilidades técnicas de los músicos se disuelven en una historia, una sucesión de escenas en la que puedes entrar si te metes de lleno en la música, un sueño con su impecable guión narrativo, que se habrá de traducir a imágenes en tu imaginación.

Mantienen su enlace con la oscuridad extraterrena del Zeuhl, que se hace más presente en el dark ambient de "Complex #7", con sus fríos sonidos metálicos y electrónicos escribiendo la transición hacia "Tremors From the Future", la tercera y última pieza del disco, donde, desde unas bases más cercanas al krautrock, vuelve a asomar la cabeza el lado paranoico de su pasado Zeuhl, contando la historia de una huida alocada hacia no se sabe dónde, cuya ansiedad se ve suavemente mitigada por el groove de ese órgano repetitivo y las ocasionales reflexiones guitarrísticas, que parecen luchar en medio de la locura eléctrica por encontrar un sentido a esta existencia. El clímax crece y los músicos parecen decididos a encontrar la respuesta en medio de la vorágine del fin del mundo, hasta que de pronto emerge una paz imprevista de la acelerada ascensión hacia un cielo indeterminado, y la base en tierra pierde el contacto: la música ha pasado a otro nivel vibratorio no perceptible por tu equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada